Gestión de contenidos moderna: un cambio de paradigma (II)

Como ya hemos visto en «Gestión de contenidos moderna:un cambio de paradigma (I)», existe una nueva forma de gestionar contenidos que merece la pena analizar para comparar las posibilidades de este nuevo modelo. Para ello, vamos a recurrir a la metáfora de dos tipos de coche: el diésel y el eléctrico.


Coche diésel

Sites tradicionales generados al momento

Coche eléctrico

Sites modernos pre-generados

Generan la energía motriz al momento, quemando gasóleo -> generan la solicitud del cliente en el momento, ejecutando código al vuelo.

Tienen energía almacenada que simplemente consumen -> sirven HTML ya pregenerado.

Consumo mayor de combustible, y que convertir gasóleo en energía motriz tiene un rendimiento entorno al 20% (el resto se desperdicia en calor, rozamientos, etc.) -> generar el HTML al momento supone elevados  gastos de procesado y servidores.

Menor consumo: la transformación de la energía almacenada en fuerza motriz tiene un rendimiento del ~90% -> Sólo se consume almacenamiento y tráfico, que en bastantes casos es totalmente gratuito (Netlify y similares).

Mantenimiento complejo y costoso: muy propenso a sufrir averías por la elevada complejidad de llevar una “planta generadora de energía” en el capó. -> Actualizaciones de seguridad complejas, que pueden afectar a producción.

Mantenimiento sencillo: mucho menor ratio de averías debido a la sencillez de simplemente tener que consumir energía ya almacenada. -> Actualizaciones sencillas porque todo se comprueba, en estático, antes de subir a producción.

Repostaje rápido: se rellena un tanque de combustible -> cambios instantáneos, ya sean en contenido, o en una plantilla que usan todos los contenidos de un site, ya que todo el HTML se genera al vuelo en el momento de la petición.

Repostaje lento: necesitan de estaciones de recarga ultrapotentes -> implican regenerar el HTML de todo el site de nuevo y subirlo a lugar desde el que se sirve. Pero ya existen regeneraciones incrementales y herramientas como Hugo que generan ~1.000 páginas por segundo.

Entonces, ¿ha llegado la hora de cambiar de coche?

La respuesta, como es evidente, es que depende de a dónde quieras ir.

(y cómo quieres que sea ese viaje).

Te ayudamos a decidir

Ahora que ya tenemos más claras las posibilidades de este nuevo paradigma, resulta lógico quedarse con un runrún de incertidumbre. 

¿Estaré eligiendo correctamente en mi estrategia de CMS? ¿Qué aspectos fundamentales debería tener en cuenta? 

Nosotros, desde la profunda reflexión a lo largo de este recorrido, hemos detectado una serie de factores determinantes a tener en cuenta en la toma de decisión sobre una solución u otra que quizá puedan servirte de guía.

Claves a tener en cuenta sobre frontend

  • Ratio de actualización. ¿Hago cambios de contenido muchas veces al día? ¿O menos de 5 por semana?
  • Gastos de infraestructura. Si me voy a un modelo clásico y con las necesidades que tengo, ¿puedo ponerme en un gasto mensual de más de 1.000€?
  • Seguridad. ¿Soy una empresa expuesta a ataques? ¿Tengo datos muy sensibles? ¿Dejar de dar servicio durante una hora me supone pérdidas importantes?
  • Escalabilidad. ¿Cuál es el tráfico estable esperado en un primer momento? ¿Se espera que aumente mucho? Además del tráfico estable, ¿es susceptible de recibir picos puntuales? ¿De qué tamaño?
  • Roles de usuarios. ¿Necesito tener usuarios registrados? ¿El acceso a partes del site está restringido a ciertos perfiles de usuario?
  • Contenido personalizado para el usuario. ¿Mi tráfico será siempre anónimo? ¿O tendré usuarios registrados a quienes debo servir contenido personalizado? Ese contenido personalizado, ¿es gran parte del volumen de contenido o solamente algo limitado a ciertas partes de mi site?
  • Herencia tecnológica. ¿Estoy condicionado por usar alguna tecnología en mi stack? ¿Necesito realizar integraciones complejas con componentes tecnológicos legados, o con algún condicionante especial en front-end? ¿Necesito compatibilidad con algún navegador no estándar?
  • Accesibilidad. ¿Tiene mi site condicionantes especiales de accesibilidad?
  • SEO y velocidad de carga. ¿Cuán crítico es para mi negocio la adquisición de tráfico por SEO?  ¿Peleo con mi competencia por una UX exquisita en la que la velocidad de carga es un criterio de selección por parte de los usuarios? 
  • Velocidad de publicación. ¿Es la rapidez de actualización del contenido un factor crítico para mi negocio? Si mi contenido tarda en actualizarse 5 minutos desde que lo cambio, ¿tiene consecuencias negativas?
  • Condicionantes del frontend. ¿Tengo un diseño definido muy exigente a nivel de detalle, animaciones, transiciones y adaptación a distintos dispositivos “al píxel”?
  • Complejidad de componentes. ¿Necesito unos componentes con un comportamiento muy complejo, ya sea por la funcionalidad que deben aportar a los usuarios, o bien por la necesidad de deslumbrar con mi interfaz de usuario?

Claves a tener en cuenta sobre backend

  • Categorización / relaciones de contenidos. Los contenidos que tengo que gestionar en mi sistema ¿están altamente relacionados entre sí? ¿Hay muchas categorías/taxonomías que estructuran el contenido?
  • APIs. ¿Necesito integrarme con APIs? ¿Propias o ajenas? ¿La integración es muy compleja? ¿Existen integraciones ya preparadas para diferentes CMS que me ahorrarían trabajo, complejidad o riesgos?
  • Grado de exigencia en la propia labor de gestión de los contenidos. ¿Habrá muchas personas gestionando los contenidos? ¿Necesitaré roles diferentes? ¿Flujos de publicación estrictos? ¿Gestión fina de versiones? ¿Previsualización antes de publicar un contenido?
  • Necesidad de modificar la interfaz de usuario para el editor. ¿La interfaz de usuario es clave para mi negocio? ¿Necesitamos afinar su usabilidad? ¿O puedo vivir con la interfaz de usuario por defecto?
  • Gestión de multimedia. Mis activos de imágenes, vídeos, audios… ¿necesitan una gestión dedicada, más allá del site?
  • Dependencia de servicios de terceros. ¿Necesito obtener datos de alguna API externa, pública o bajo registro, para procesarlos y añadirlos a mi gestor de contenidos? O al revés ¿hay algún servicio externo, que, periódicamente, se conecta a mi sistemas para nutrirme de contenido?
  • Madurez, fiabilidad y soporte. Proyección a futuro. ¿es mi site el core de mi negocio? ¿O es algo accesorio, como un site para una campaña publicitaria temporal? ¿Cuál es la proyección temporal del site: un año, 5, 10?
  • Integraciones complejas. ¿Es nuestro gestor de contenidos la fuente para múltiples sistemas que frontalizan dichos contenidos?  O dicho de otra forma, ¿es importante Apificar nuestro CMS?

Responder a todas y cada una de estas preguntas puede parecer tedioso, pero nos parece una buena guía para visualizar todos los elementos de juicio que influyen en la toma de decisión sobre qué solución tecnológica nos conviene más. Como hemos visto hasta ahora, hoy en día disponemos de los recursos adecuados para aprovechar y maximizar el rendimiento de un site y sus capacidades. Dejar sin considerar aspectos determinantes puede tener consecuencias que afecten no solo a su correcto funcionamiento, sino también a una experiencia de usuario como la que se exige hoy en día.

La pregunta que lo resume todo sería: ¿estás proponiendo la mejor versión de lo que podrías ofrecer?

Tiempo para la reflexión

Como hemos visto, construir un nuevo site o replantear el existente no sólo pasa por elegir una herramienta de gestión de contenidos en base a la funcionalidad que nos ofrece. Primero hay que optar por una arquitectura que atienda adecuadamente las necesidades de nuestro proyecto, que ofrezca la mejor respuesta posible a aquellas cuestiones críticas, bien porque no limita la experiencia digital que necesitamos para nuestro negocio, bien porque nos permite escalar a lo largo del tiempo sin poner en peligro la rentabilidad de nuestro proyecto. 

Nuestra experiencia en Biko nos permite ofrecer un conjunto de alternativas, todas ellas probadas y basadas en experiencias reales con nuestros clientes. Soluciones modernas que resuelven retos del 2020 evitando aplicar recetas de hace 10 años. Opciones que ponen el contenido en el centro de la estrategia digital y garantizan una experiencia de usuario exquisita de forma sostenible como llave para el éxito.

Y tú, ¿cómo ves la gestión de contenidos a día de hoy?

Extracto del artículo «Gestión de contenidos moderna: un cambio de paradigma», incluido en Biko Insights #3, el informe de tendencias tecnológicas de Biko.


El artículo completo es el resultado de una reflexión conjunta y aportaciones de muchas personas en Biko: Alberto Silva, Karlos G Liberal, Juanjo López, Rodrigo Alfaro, Luis Gil, Oier Bravo, Diego Cenzano, Aritz Suescun.